CLAVES PARA SUPERAR LA DEPENDENCIA EMOCIONAL

Por Bárbara González 

Las relaciones interpersonales afectivas bien sean con parejas, familiares o amistades, suponen una conexión emocional. En este sentido, el establecer relaciones saludables depende en gran medida de ciertos elementos como autoestima, inteligencia emocional y, por último, pero no menos importante, la enseñanza y educación emocional que aprendimos de nuestro entorno.

En aquellos casos donde se establecen relaciones inseguras con padres y hermanos a temprana edad, las personas son más propensas a presentar problemas de dependencia emocional en sus vínculos afectivos adultos.

Razones por las cuales se presenta la dependencia emocional

Para las personas que experimentan dependencia emocional en sus relaciones, su felicidad, estabilidad emocional o bienestar depende exclusivamente de las opiniones o las actitudes de los demás. En este sentido, experimentan una muy baja autoestima que se traduce en crear apegos emocionales basados en miedo e inseguridad.

Una situación cotidiana de dependencia emocional es la que experimentan algunas relaciones de pareja, donde uno o los dos miembros manifiestan su necesidad de encontrar control y seguridad en la relación, a partir de sus creencias o educación emocional disfuncional.

Por estas razones, no logran crear vínculos sanos ni sentirse felices o satisfechos, sino que presentan la necesidad constante de controlar y vigilar a sus parejas por miedo a perderla. Las personas emocionalmente dependientes dejan de cultivar otras relaciones de amistad, dejan de pasar tiempo con personas que no sean su pareja, terminan pasando la mayoría de su tiempo con esta, reduciendo al mínimo su círculo afectivo y sus relaciones sociales, de modo que ya no existe nadie más que su pareja y no concibe ocio y tiempo libre si no es con ella. Estas personas, pueden encontrar muchas dificultades a la hora de comenzar una nueva etapa tras una ruptura ya que han enfocado su mundo en su pareja y no han cultivado las demás áreas de su vida. Para superar la dependencia emocional, es fundamental entender la existencia del problema y a través de la aplicación de ciertos cambios y hábitos comenzar a manifestar mejoría en la autoestima y seguridad personal. Existen algunas claves para superar la dependencia emocional que pueden servir de mucha ayuda.

Claves para superar la dependencia emocional

Si este es tu caso, la primera clave o estrategia que necesitas es reconocer la existencia de un problema de dependencia emocional en tu relación de pareja. Realizando un análisis profundo de tus sentimientos y emociones, y del tipo de relación que presentan, podrás aceptar la presencia de sentimientos de apego o dependencia hacia tu pareja. De esta manera, descubrirás que no eres feliz, sino al contrario, esos sentimientos de miedo e inseguridad que sientes de perder a tu pareja son el reflejo claro de que eres dependiente emocionalmente. Si te aterra que esa persona deje de estar en tu vida porque crees que sin ella tu mundo no tendría sentido, este es un claro síntoma de apego y dependencia.

Si descubres que te encuentras en medio de esta relación de pareja tóxica, lo primero que debes aprender es a no tener miedo a la incertidumbre de estar solo, ya que tu relación más importante es contigo mismo. Comienza a trabajar en ti mismo, en tus gustos, aficiones, y deja de preocuparte de manera obsesiva por los demás y por encontrar pareja o retenerla. Es muy importante superar el miedo a la soledad; aprender a estar contigo mismo, conocerte, amarte y mirarte es esencial para poder amar a otros.  Si no hay amor en ti y hacia ti, no lo puedes dar a los demás, pues no podemos dar de lo que no tenemos.

Muchas veces nos aterra estar solos, sin una pareja, porque no nos conocemos, y nos aterra nuestra propia compañía porque somos un extraño para nosotros mismos, y la presencia de un extraño asusta. Revisa tus creencias, para conocer a fondo el origen de tu dependencia emocional, tu miedo a la soledad y de igual forma, aprende a comunicar de forma asertiva tus deseos y necesidades, manifestando de forma clara lo que quieres y respetando la opinión de tu pareja. De esta manera, podrás llegar a superar tu miedo a estar solo, logrando desarrollar una relación personal saludable contigo mismo. En caso de una ruptura de pareja, sentirás la seguridad en ti mismo y confianza que necesitas para salir adelante, disminuyendo el miedo y la incertidumbre.

Si logras creer en ti, en tu potencial, en tu grandeza, serás capaz de desarrollar la autoestima y el amor propio necesarios para creerte capaz de transitar el camino por ti mismo y contigo mismo sin la necesidad y obsesión de encontrar a una media naranja que te complete porque tú ya eres completo, pues en cada una de tus células se representa el universo entero.

En la vida, nunca se te da algo que no puedas hacer, ni se te quita nada sin lo cual no puedas vivir.

Otra manera de superar una ruptura de pareja es romper el apego físico que sienten las personas con dependencia emocional. Colocando un distanciamiento físico prudencial, podrás comenzar a disfrutar y adaptarte a sentir la satisfacción de tu independencia y autonomía.

Para finalizar

Realiza el viaje que siempre soñaste, retoma aquel libro que abandonaste, o simplemente comienza a practicar tu deporte favorito. Al hacerlo, te vas a conectar contigo y lograras comenzar a aceptar y superar tu ruptura amorosa o tu dependencia hacia otra persona. Descubrirás que para ser feliz no necesitas de nadie más, sólo de ti mismo.

Una persona que necesita a alguien más para poder ser feliz es una persona desconectada de sí misma, pues estamos creados para ser felices por nosotros mismos. De esta forma, conoce cómo superar una ruptura afectiva de la forma más saludable y sin dependencia. Consigue superar tus problemas de dependencia emocional, para vivir feliz y pleno todas tus relaciones afectivas.

Para esto es importante desarrollar tu inteligencia emocional, interesándote en tu crecimiento personal. De esta manera, aprenderás a manejar tus emociones y tu relación con el entorno y contigo mismo. Encuentra esos aspectos de tu vida que te hacen sentir pleno y realizado, ya sea tu trabajo, amistades o talentos y aficiones que abandonaste por concentrarte en la otra persona. Enfócate en aquello que te gusta, crea aquel proyecto que siempre soñaste, expándete sin limites y bríndale al mundo tu aportación.

¡La vida te está esperando!

 

Add A Comment