LIDERAZGO 3.0, LIDERAZGO CON AMOR

Por Bárbara González 

Hemos escuchado hablar mucho del amor romántico, pero eso realmente no es amor, el amor es universal y hacia todos los seres, no hacia una sola persona. El mundo sería mucho mejor si existieran líderes que lideran con amor y consciencia, Liderazgo por Amor no es como ya he dicho antes un concepto romántico, sino que significa: líder que ama a las personas que trabajan con él/ella y por tanto quiere lo mejor para estas.

Quizá pienses que esto es una locura, o una utopía, pero como diría uno de los grandes genios empresariales:

 “Aquellos que están lo suficientemente locos para creer que pueden cambiar el mundo son quienes lo cambian”

(Steve Jobs)

Qué es liderazgo con amor:

  • Amar es comprender la singularidad de cada uno.Entender que cada uno está librando sus propias batallas, ponerse en los zapatos del otro, empatizar, y entender sus necesidades. No podemos medir a todos con la misma medida, ya que cada persona tiene unas aptitudes y actitudes diferentes a la otra, por esto hay que potenciar la parte en la que es bueno cada uno de los empleados.
  • Amar es expresar nuestro amor en nuestras acciones. Hacer lo que decimos que vamos a hacer, si hemos prometido algo, cumplir con la promesa, ser quien decimos que somos. Somos lo que hacemos y si no cuidamos a las personas que tenemos alrededor no podemos decir que nos importan.
  • Amar es inspirar para que, a través de nuestro apoyo, las personas que nos rodean puedan crecer y trasformar su vida a todos los niveles y se sientan inspirados. El liderazgo se mide en cómo y de qué manera estás impactando en las vidas de las personas que te rodean, ese es tu legado. ¿Impactas en la vida de los que te rodean de forma positiva?

Si es así, ¿puede haber mayor riqueza, éxito, triunfo, y satisfacción que ayudar a las personas a crecer? En mi experiencia, no lo hay.

Las empresas/empresarios se pasan la vida buscando la fórmula mágica para aumentar ventas y beneficios en lugares donde no la van a encontrar, y yo te lanzo una pregunta:

¿No crees que la respuesta es muy sencilla?

La importancia de liderar con Amor

¿Qué tenemos en común todos los seres humanos?, Que todos queremos amar y ser amados, por tanto, en rasgos generales, para un buen funcionamiento los equipos necesitan, confiar, disponer de un entorno enriquecedor, tener la sensación de poder crecer o de sentirse respetados, y sentir que importan a la organización.  Si éstas son las cosas que aplican a la mayoría, ¿no estamos hablando de un Liderazgo desde el Amor y la consciencia?

Cuando uno ama quiere el bien para el otro y no al otro como un bien para satisfacer sus propias necesidades. Cuando uno ama quiere entender a los otros para poder ayudar. Cuando uno ama cuida de las personas y demuestra su amor en acciones. Cuando uno ama ayuda a las personas que le rodean a crecer para alcanzar la mejor versión de sí mismo, inspirándoles, porque hay que predicar con el ejemplo señores, ¡hay que ser ejemplar!

Y, ¿Por qué no dirigir desde el corazón?, bajar de la cabeza al corazón es el gran reto de los empresarios y empresas de hoy en día?

Así que, yo apuesto por el Liderazgo consciente y por Amor al prójimo para enfrentar esta nueva era a nivel empresarial. Con esto no quiero decir que a veces no haya que tomar duras decisiones, sino que cuando toca hacerlo hay que actuar con el máximo respeto. Y ser impecables con la palabra y la acción.

Tras algunos años de experiencia en el mundo empresarial, me he dado cuenta que muchas organizaciones y directivos están solamente centrados y enfocados en los beneficios, en amasar riqueza, en el beneficio material; muchos tienen fe ciega en que estos billetes van a proporcionarles la felicidad, la seguridad y el valor que no encuentran en su interior. Hoy en día confundimos el tener con el ser. Es decir, el consumismo y lo material con la felicidad.

Muchos seguimos creyendo que nuestra identidad se define en función de la cantidad de nuestras posesiones. Y parece que nunca hay suficiente;

En ese momento el ser humano pasa a un segundo plano y empieza la carrera de ratas, por tener más y más y más y más, sin percatarnos de que nunca logramos llenar ese vacío existencial con lo material.

“Lo que más me sorprende de la humanidad son las personas que pierden la salud para juntar dinero y luego pierden el dinero para recuperar la salud.”

(Buda)

El gran error es que, hemos creído que, la riqueza, el bienestar y la plenitud están afuera de nosotros mismos.

En esta enajenación mental el ser humano se ha convertido en una voraz fiera hambrienta de lo material, dejando totalmente de lado las relaciones interpersonales con los equipos, sin entender que ellos son su cliente interno, motor de la organización.

Es urgente y necesario implantar un liderazgo que inspire, que reconozca al otro, que ayude a crecer, a sacar el máximo potencial de los miembros de cada equipo, y que ayuda a crear equipos eficientes. 

No esperes a que los demás den el paso, pues un líder debe empezar por liderarse a sí mismo, no puedes liderar a otros si no sabes liderarte ni a ti.

Puedes empezar hoy mismo, con quien sea que tengas a tu lado ahora, un compañero, un jefe, un colaborador, tu pareja, un familiar…

“Empieza haciendo lo necesario, después lo posible, y de repente te encontrarás haciendo lo imposible”

 

Add A Comment